Soy Tomeu Martí

DSC00804

El chef Tomeu Martí ha encontrado su lugar en el mundo. Después de muchos años acuñando junto a su cocina el calificativo de “japonesa”, sus maneras han evolucionado hacia una cocina de autor, propia, con sello “Tomeu Martí”.

La experiencia ha permitido al chef aunar sus dos esencias: la mediterránea y la asiática, mezclando ingredientes, sabores y texturas con delicadeza y originalidad.

Tomeu Martí se siente libre para crear pero, sobre todo, para experimentar. El chef pone todo el esmero en la base de sus platos: en las vinagretas, en las salsas y en los caldos, aunque ese detalle pueda pasar casi por alto al comensal frente al que Tomeu coloca platos muy sencillos y livianos visualmente. En su “din sum de gamba a la mallorquina” el secreto está en el guiso elaborado con pasas y piñones que después nos presenta envuelto en una empanadilla cocinada al vapor. De nuevo lo complejo de la sencillez.

Una de las pasiones de Tomeu Martí es pasear por los mercados de abastos; tocar, oler, elegir personalmente los ingredientes de sus platos respetando los productos según las temporadas. El Mediterráneo le acompaña porque es un cocinero con raíces en Mallorca y lo explica con orgullo. Por eso también fue uno de los primeros en asociarse a Eurotoques – asociación de la que es vicepresidente en Baleares-  y de sumarse a la marca Chefsin para trabajar junto a sus compañeros en promocionar la alta gastronomía de las islas.

Tomeu empezó su camino en la cocina formándose en la Escola d’Hoteleria de les Illes Balears y en el año 2000, con 21 años, ganó el premio al cocinero joven de España. En 2006 abrió las puertas de Arume, su propio restaurante, en Palma de Mallorca, frente al que ha evolucionado hasta poder afirmar que su cocina no tienen más definición que su propio nombre y que su misión es ofrecer una experiencia gastronómica absolutamente libre; sin ataduras.

Con toda seguridad el menú degustación de Arume es la primera puerta a esa experiencia.